Fundación Bogotá Mía

Get Adobe Flash player

martes, 2 de enero de 2018

Reflexión sobre la importancia de apoyar a las ONG y las Organizaciones Sociales que trabajan por el bienestar colectivo

Al pensar en la solidaridad y la forma en que cada persona puede materializar este valor, es muy común pensar en el apoyo que se hace de manera directa mediante la entrega de dinero, bienes o apoyo con  trabajo o acciones voluntarias en beneficio de personas tanto conocidas como desconocidas que se encuentran en condiciones difíciles, quienes  en los diferentes escenarios de la vida urbana hacen un llamado a la solidaridad de las demás personas para poder dar respuesta a las dificultades que afrontan, bien sea por condiciones circunstanciales como consecuencia de accidentes, desastres naturales, pérdida de empleo, malestar o enfermedad física o mental, entre otras situaciones que se pueden presentar de manera imprevista, o por condiciones estructurales que producen escasez de recursos, y por consiguiente grandes dificultades para que las personas puedan satisfacer sus necesidades básicas, tal como ocurre cuando las personas brindan su apoyo a las personas conocidas que afrontan dificultades por periodos de tiempo prolongados, e incluso, a quienes durante toda su vida han estado en condición de vulnerabilidad.

También hay quienes contribuyen en la materialización del valor de la solidaridad apoyando a las organizaciones-movimientos sociales, Organizaciones No Gubernamentales ONG, u otras formas de organización ciudadana que trabajan en pro de múltiples causas, con el propósito de que por intermedio del trabajo que adelantan estas organizaciones otras personas puedan satisfacer sus necesidades básicas, o se logre dar solución a problemas sociales, en el entendido de que estas organizaciones pueden estar dirigidas hacia la búsqueda de diferentes objetivos, desde la satisfacción de necesidades básicas de personas en condición de vulnerabilidad con un enfoque de carácter asistencialista, hasta la búsqueda del bien común,  el bienestar de grupos poblacionales específicos, del medio ambiente, de los animales, etc.

En relación al respaldo hacia las ONG, por lo general, las personas brindan su apoyo a las causas que consideran más importantes para contribuir en la solución de situaciones problemáticas concretas como el acceso a la alimentación, educación, vivienda, apoyo a la niñez, a la vejez, protección de animales, entre otras causas sobre las cuales pueden ver de manera directa y evidente el impacto o los resultados de su apoyo en el corto plazo, razón  por la cual las organizaciones sociales que reciben mayor apoyo son las que tienen priorizado dentro de su objeto social el trabajo con enfoque asistencialista, ya que a primera vista, para muchas personas puede parecer que lo más importante es dar respuesta de manera inmediata a las necesidades básicas de las personas  que afrontan dificultades, y cuyas situaciones son expuestas y publicitadas ante la sociedad por parte de las organizaciones que buscan el apoyo de la ciudadanía y de las instituciones públicas y privadas, o como ocurre en los casos en que sin necesidad de que intermedie una ONG las personas deciden apoyar directamente a las personas que afrontan dificultades y cuyas situaciones son conocidas de manera directa por quien decide brindar su apoyo a quien lo necesita.

Así, en un contexto caracterizado por la escasez de recursos, de personas solidarias y de condiciones culturales que favorezcan la comprensión, planeación,  y  apoyo a los proyectos de largo plazo, es muy difícil encontrar personas e instituciones dispuestas a  apoyar a las ONG que trabajan con el propósito de contribuir en la construcción de soluciones estructurales más complejas, más costosas, más exigentes y más difíciles de comprender que las soluciones de carácter asistencialista, como ocurre con la Fundación Bogotá Mía y con las demás ONG que buscan transformaciones culturales de carácter estructural.

Las organizaciones que no evidencian las condiciones de necesidad, precariedad y dificultad ajena para obtener recursos y que por el contrario dirigen su capacidad de trabajo hacia la solución de problemas estructurales que pueden parecer mucho menos evidentes y menos apremiantes que  la satisfacción de necesidades básicas para población vulnerable con rostros claramente identificables, son las que reciben menor apoyo por parte de la sociedad y del Estado, a menos que tengan dentro de sus miembros a personas influyentes.

A pesar de las dificultades hay muchas ONG que se distancian del asistencialismo y  aunque ello no reciben apoyo, continúan trabajando para construir mejores sociedades. Estas organizaciones y las personas que las conforman son necesarias para avanzar en la construcción de mejores sociedades para todos, más aún, si se tiene en cuenta que hay objetivos de Política Pública que deberían ser asumidos como Políticas de Estado, pero que se abandonan al vaivén de los objetivos de los diferentes gobiernos, como ocurre con la Construcción de Ciudadanía para poder tener una mejor Cultura Ciudadana y así poder hacerle frente a múltiples problemáticas que hacen que no podamos disfrutar a plenitud el milagro de la vida en sociedad.

Dicho esto, los invitamos a apoyar a las ONG, organizaciones o movimientos sociales que trabajan en una causa que a ustedes les parezca importante, apoyen a quienes dedican su vida a trabajar en causas por las que ustedes crean que se debe hacer algo. Siempre será un buen momento para darle un espaldarazo a quienes trabajan por las causas que les perecen importantes, no dejen solos a los Quijotes modernos.  

Mediante la construcción y difusión de contenidos queremos seguir contribuyendo en la reducción de casos en los que se presenten accidentes, hurtos, lesiones interpersonales, muertes, maltrato físico y psicológico en los escenarios de convivencia ciudadana y laboral,  y más aún, al interior de las familias, al igual que en muchas otras situaciones en las que el comportamiento ciudadano pueda ser una respuesta, ya que para adelantar las actividades para la Construcción de Ciudadanía y los programas de Cultura Ciudadana propuestos por la Fundación Bogotá Mía se requieren recursos económicos, materiales y humanos.

Ayúdennos para poder seguir trabajando en la construcción de una mejor ciudadanía, súmense y contribuyan a este propósito:

  • Hagan su donación a la Cuenta Corriente Número 034492983 del Banco de Bogotá.
  • Inviten a todos sus familiares y amigos a seguirnos en las redes sociales.
  • Comenten y compartan nuestros contenidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NIT: 900450111 - 4, e-mail: informacion@fundacionbogotamia.org, www.fundacionbogotamia.org

Celular: 3144863763 / 3202977055. Dirección: Carrera 3a #20-17 o 20-21. Oficina 505. BOGOTÁ - COLOMBIA